En Small Talk nuestra misión es brindar la oportunidad a los alumnos, desde edades tempranas hasta la edad adulta, de conectar con la lengua inglesa, transformando el proceso en uno accesible gracias a nuestro trato cercano y personalizado y a nuestros precios competitivos. Nuestra visión consiste en actualizarse constantemente y adaptarse a las circunstancias y necesidades de los alumnos, para garantizar unos resultados exitosos, en un medio donde predomina la confianza, flexibilidad y la motivación.

Los valores que nos representan y que son nuestro mantra el día a día son:

Cercanía:

Nuestro recurso de mayor valor son las personas, por ello nos esforzamos cada día en escuchar, entender las necesidades  de nuestros alumnos y ofrecerles el mejor servicio. Nos preocupamos por la satisfacción de cada uno y trabajamos para mejorar cada día gracias a las personas.

Flexibilidad:

Algo que nos define es la flexibilidad en los horarios ya que los grupos de alumnos los formamos en función de las preferencias de los padres o alumnos adultos. Entendemos que tienen que compaginar el inglés con otras actividades y ponemos de nuestra parte para hacerles la vida más fácil.

Confianza:

 La confianza es la clave de toda relación, inclusive la de profesor-alumno. En Small Talk nos interesa ganarnos la confianza de nuestros alumnos y padres a través de una gran profesionalidad de nuestro equipo de profesores, y, consecuentemente, a través de buenos resultados en la escuela o en exámenes oficiales. Para nosotros es primordial que los alumnos tengan éxito y entendemos que nuestra contribución tiene que ser significativa. No se trata de ser los mejores, sino dar lo mejor de sí, y es eso lo que fomentamos el día a día a través de nuestra metodología.

Pasión:

Pasión por la enseñanza es el denominador común de todos nuestros profesores y el fundamento para contribuir al éxito de los alumnos. Nos alimentamos de las emociones positivas experimentadas por los alumnos o sus padres (si aplica) al ver un progreso en el aprendizaje. Nos enorgullece la libertad que transmiten los alumnos al sentirse más seguros de sus conocimientos y el saber que hemos puesto nuestro granito de arena para un futuro mejor para cada uno de ellos.